Arroz en bajo

Un buen arroz colombiano se deja a fuego bajo hasta que después de cierto tiempo se le forma algo que llamamos pega, pegao, cucayo o de muchas otras formas, lo cual se va formando sólo con el arroz que queda adherido a la olla. Esto es lo más rico del arroz y usualmente se lo pelean en tu casa. Yo me lo he peleado y aún lo hago.

La razón por la cual el arroz se pone en bajo es para evitar que se queme, o con el fin de que el pegao no salga negro, ya que así no sabría bien y este arroz tostado es el oro de una buena comida.

Lo gracioso de esto y la razón por la que doy esta breve clase sobre el arroz, es porque el “arroz en bajo” -sí, así entre comillas te lo escribo- es una expresión colombiana que significa que tienes a tu pareja pero que aparte de él/ella, también tienes por ahí a alguien que te dice que estás muy linda. No es tu amante y tampoco es tu amig@, es simplemente tu arroz en bajo.

Me río cuando recuerdo esto, pero detrás de mi risa, mi mente viaja al trasfondo de la expresión y al punto clave de las relaciones sentimentales y al hecho de que queremos hacer de ellas, algo que no son. Nuestra mente quiere atajar, aprisionar, atar, amarrar a alguien para sentir esa seguridad que no podemos darnos desde adentro, y cuando tenemos a ese alguien, le consideramos tan nuestr@ que la simple idea de compartirle, despierta un miedo profundo y un sentimiento de dolor tan grande, que casi rompe el alma. Es por esto que no cabe duda de que viene de atrás, de la educación recibida, de lo aprendido, de lo visto en casa. Son tantas las cadenas que sin querer le imponemos a alguien, que al final terminamos quedando atrapad@s en dolores, en ideas, en recuerdos, en recursos usados desde tiempos ancestrales para sobrevivir. Es de esa necesidad oculta de amarrar a alguien, que nacen todos los “arroces en bajo” que se cuecen a todas horas, en todo el mundo.

Pero contar con alguien -anexo- que te diga que “los ojos negros tienes” no es malo por sí solo. Lo “malo” es teoría aprendida. Nos enseñaron que estaba mal y por eso lo repetimos y así se lo transmitimos a las generaciones venideras, generando prohibición y con ello desatando olas imparables de deseo y de culpa (culpa que toca todos los días tu alma y la mía porque somos unidad). Sin embargo el hecho de tener tu “arroz en bajo” en realidad no es malo ni bueno, y si pudieras saber cuántas cosas sincroniza alrededor del mundo, no le pondrías calificación porque sabrías que en el fondo todos somos un poco de todo y todos hacemos de todo un poco.

Y sabes ¿qué más?… ya está ocurriendo.

¿Y sabes otra cosa?…. el que ocurra o no, está fuera de tu alcance porque no depende de ti. No lo puedes predecir.

La vida sólo sucede.

Te he hablado de un “arroz en bajo”, un arroz al que se le sube la candela ya es otro cuento y por lo tanto otra entrada.

Entonces digamos: TE AMO a fuego lento.

Este tema y muchos otros en mi próximo: Teleseminario Relaciones Maestras. Imperdible!

Gracias por leerme.

© Todos los derechos reservados. Vivi Cervera 2013.

 

*Sitio web administrado desde el 28 de octubre del 2019 por Sofía Córdova compañera de vida de Vivi Cervera

7 comentarios en “Arroz en bajo

  1. maria cristina dijo:

    Porfi Vivi rapido la entrada del arroz que se le sube la candela!!!!! jajjajaa. Gracias hermosa mujer, por aportar y compartir tanta sabiduria, tus blogs no tienen desperdicio, ni una sola palabra fuera de lugar, aunque toques temas espinosos, me reconozco en cada uno de ellos y me sano, gracias gracias,gracias TE AMO

    Me gusta

  2. delmy albanes dijo:

    lo que me emociona es que cada que leo algo tuyo es justo para mi entonces bendigo el hecho de saber que somos uno, que me amo y les amo que todo es sincronia y que estoy caminando hacia, conocer de verdad quien soy y que me encontre con esas 4 palabras en el momento justo. lo siento perdoname gracias te amo

    Me gusta

  3. Georgina Navarrete dijo:

    Vivi, recientemente te conocí a través de tu libro: 4 palabras que curan. Este libro me lo envió una amiga vía internet y desde que lo leí, con tus palabras, sentí que estaba escrito para mi.
    Ahora este blog me llega en un momento justo, gracias! Te amo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s