El sombrero rojo

La mirada femenina en el espejo:

A los 2 años se mira al espejo y se ve una reina.

A los 7 años se mira y se ve como Cenicienta o como la Bella Durmiente.

A los 14 años se mira y ve cómo se está haciendo «señorita». Se ve gorda, con puntitos negros y horrible… «No puedo salir con esta facha».

Sigue leyendo

Espera. No te des por vencida.

Un día decidí darme por vencido. Renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para hablar con un anciano que decían era muy sabio.

—¿Podría darme una buena razón para no darme por vencido? Le pregunté.

—Mira a tu alrededor, me respondió, ¿ves el helecho y el bambú?

—Sí, respondí.

Sigue leyendo

Cómo mejorar tu diálogo interior

Una de las cosas que vamos desarrollando a medida que crecemos y a medida que pasa el tiempo es, a «protegernos» a través de pensamientos oscuros y dolorosos. La misión de estos pensamientos es precisamente prepararnos para lo peor, para que llegado el caso, lo peor no nos destruya. Lamentablemente no funciona así, porque lo que sucede verdaderamente es que cada pensamiento crea realidades. Cada pensamiento que está atravesando tu mente ahora te quita, o te da. Cada pensamiento que tienes ahora, hace una creación que en poco tiempo se podrá tocar. Los pensamientos negativos se vuelven objetos, seres, situaciones, conflictos, problemas. Y los pensamientos bonitos se convierten en regalos, por sí mismos y por lo que generan.

Sigue leyendo

A ti que comienzas a escribir

Ninguna enseñanza es igual a otra.
Cada una lleva un perfume único, un significado.
Ese que brota del corazón de quien la imparte.
Así que es imposible comparar.
Esto que escribí puedes verlo fácilmente en los siguientes autores, por no citarte más:

Sigue leyendo

Infidelidad y adulterio

Respuesta a un lector:

Hola Vivi, soy Rafael. Tengo tu audio de 30 minutos, Borrando Memorias, lo he escuchado por dos días. Necesito toda la ayuda del mundo. En resumen te cuento por lo que estoy pasando: «Tengo 48 años de edad, segundo matrimonio. Mi divorcio fue por infidelidad, la encontré con un amigo en mi casa, en mi cama, después de 7 años de casados. Te puedes imaginar lo que eso causó y grabó en mi subconsciente…

Sigue leyendo

Las 6 creencias que la llevaron a saborear el éxito

Comienzo diciéndote que no se trata de tener dinero. Si ya llevas algún tiempo leyéndome sabes que no creo en la existencia del éxito, ni en la del fracaso, tal como se conocen, porque en la vida todo es relativo. De hecho, me identifico con la frase de Borges que dice: «El éxito y el fracaso son dos impostores».

Es más, déjame te cuento algo que explique un poco mi teoría:

Sigue leyendo

El mensaje de las flores

Una sonrisa puede estar esperándote en cualquier lugar. Incluso en esos lugares a donde vas tan de prisa como la tienda. Y cuando te digo «tienda» me refiero a esos negocios pequeñitos de los barrios o las colonias, en los que consigues papas fritas, refrescos o gaseosas y lo del desayuno. El caso es que mientras esperaba afuera de una tienda a una amiga, observé cosas muy bellas como esta:

Sigue leyendo

El amor mueve montañas

Cada conferencia que imparto me deja grandes enseñanzas. Sé que estoy ahí para aprender, no para enseñar como pudiera creerse. Además los encuentros con las personas son algo increíble. En el evento de junio 29 del 2014 en la Ciudad de México, mientras estábamos en el tiempo de descanso, se me acerca una mujer joven y me abraza fuertemente. Después de esto, en breves minutos me cuenta su bella historia, me da las gracias, y así mismo me pide que cuando yo lo considere, la comparta con el mundo y que lo cuente como un crédito mío, porque sin saber de su existencia, mis palabras le habían ayudado.

Sigue leyendo

La guerra interna

Los problemas socio económicos siempre han estado presentes en cada país. Algunos tiempos más difíciles que otros, pero de un modo u otro, siempre presentes. Sin embargo parecen tan actuales y a la vez tan eternos, que la confusión parece general y las personas perdemos el norte sin saber qué hacer. De ese “no saber” surgen el enojo y la impotencia, que a su vez ocasionan las protestas y todas esas voces que claman justicia. Y esto es algo que sucede en todas partes, no es algo que sólo sea cuestión de un país. De hecho, si es vivido por uno de nosotros, por consiguiente y a diferentes niveles, será percibido por el resto.

Sigue leyendo