Molinos de viento

La aventura y la lucha humana es totalmente quijotesca. La obra de Miguel de Cervantes Saavedra (el ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha), describe graciosamente al humano promedio, nos describe a ti y a mí.

Recuerdo ese episodio en el cual don Quijote le comentó a Sancho Panza que divisaba a lo lejos, 30 gigantes que buscaban problemas y a los que él pensaba darles batalla. De nada sirvió que Sancho le dijera, que eran molinos de viento, que las aspas no eran brazos, que el movimiento que tenían era por causa del viento. Ya que Don Quijote sin escucharlo, le respondió que si tenía miedo se hiciera a un lado, ya que esos gigantes no eran cosa de Dios.

Sigue leyendo