Luchar, del verbo sufrir

Valoro la lucha, que en referencia a nuestro tema tiene que ver con el deseo irrefrenable de acabar con algo que sentimos que está mal, ya sea en cuestiones de salud, de relaciones, o de dinero. Y que también tiene que ver con el hecho de resistirnos a las cosas porque consideramos que hay que hacer algo, que hay que “moverse”, que “hay que luchar porque las cosas no se dan solas”, que “además Dios dijo ayúdate que yo te ayudaré”.

Sigue leyendo