La Divina Madre

Cuando (de alguna manera) elegiste venir a este mundo, sabías que sólo había disponible un vehículo para nacer y este era/es el útero en el cuerpo de una mujer con la cual habrías de aprender muchas lecciones. Algunas de ellas respecto del amor y otras sobre el rechazo.

Menciono al rechazo porque la experiencia con la madre no siempre es grata, no siempre es amorosa, no siempre es buena y quizás más a menudo de lo que pudiera creerse, se nace con este lazo tan manchado por programas y memorias de la mente inconsciente, que se trae consigo al momento de llegar a este mundo, de tal modo que para muchas personas se ha hecho casi imposible lograr una relación armónica con la madre.

Sigue leyendo

Antes de opinar sobre el aborto hay que leer, hay que aprender

Una vez alguien me preguntó: ¿Estás a favor o en contra del aborto? Y le dije que este tema no me era posible tratarlo con una respuesta positiva o con otra negativa y que por lo tanto escribiría sobre el tema en mi blog para explicarle  detenidamente. Desde mi punto de vista, antes de opinar es fundamental conocer las tres realidades en las que nos movemos respecto del aborto:

Sigue leyendo

Nada es personal

El tema principal de esta entrada es la película, “La sonrisa de Monalisa” con Julia Roberts, la cual en varias de sus escenas describe cómo nos relacionamos los seres humanos entre nosotros, y si la analizas más a fondo, también te darás cuenta de que llegamos a este mundo una vez más, para aprender a relacionarnos con los demás seres. A ver si al fin lo logramos.

Sigue leyendo

La diosa de la inteligencia en la mujer

Una de las diosas más inspiradoras del Olimpo es Palas Atenea, su segundo nombre (Atenea) significa «Inteligencia Divina», precisamente porque nació de la cabeza de su padre Zeus. Ella es la diosa de la inteligencia, la verdad y la estrategia. Se destaca en las obras de Homero por su ayuda incondicional a los héroes, especialmente con Ulises de quien se compadecía frecuentemente por su infortunio. Palas Atenea (Minerva para los romanos) se caracterizaba por su espíritu guerrero, así como por su astucia y su estrategia. Puede considerarse como una mujer en toda la extensión de la palabra: perfecta, equilibrada; en algunos pasajes justa y compasiva con las demás mujeres, en otros temible e impositiva; era valiente aliada de los héroes de Troya y sobre todo, la diosa protectora de las artes, de la literatura.

Sigue leyendo