Madres e hijas reparando el camino

Yo no tengo hijos, pero al haber sido hija sé qué palabras amamos escuchar de mamá y papá. Como por ejemplo:

No importa lo que sea que sientas, lo que sea que creas que eres, lo que sea que te duela, puedes decírmelo. Eres parte de mí, y te amo sin condiciones.»

Sigue leyendo