Si un “perro” te muerde

«Conserva tu dignidad. Si un perro te muerde, no muerdas al perro. Pero no dudes en ponerle un bozal.»

—Alejandro Jodorowsky

La frase citada es magistral porque puedes darle el giro que quieras y porque se adapta a cualquier circunstancia de tu vida. Se acopla fácilmente a lo que está sucediendo en ella. El perro representa a la interpretación humana, a las situaciones y obviamente a las memorias dolorosas que se cuelan a través de los demás seres humanos. Presta atención a mi interpretación:

Sigue leyendo