Los círculos no se cierran cuando tú quieres

Los círculos no se cierran cuando tú quieres.

Se nos hace muy natural decir: «Hay que cerrar círculos».

Pero a medida que pasa el tiempo y voy viviendo, me doy cuenta de dos cosas:

La primera, que todos los círculos están adentro. Entonces los cerramos pero adentro ¿no? y visto desde ese ángulo parece un poco loco.

Sigue leyendo