Si matas tus demonios…

Me dice un amigo muy querido: Disculpa que no te llame tan seguido, disculpa que a veces me aleje de ti. Ni siquiera sé porqué dejo de llamarte, cuando me haces tanto bien.

Entonces le respondí: No te preocupes por eso. Los encuentros, los desencuentros y las palabras son autónomos y tienen su tiempo como las estaciones. Además, hay una frase de Tennessee Williams que me gusta mucho y dice: «Si matas a mis demonios mis ángeles morirán también».

Sigue leyendo

Aquello no era un problema era un regalo

Si con algo ayuda el tiempo es con el hecho de enseñar. El tiempo nos enseña a vivir, nos enseña a mirar, nos enseña a clasificar qué es lo que verdaderamente importa. Es por eso que quizás las partes más importantes de nuestra vida, las que mejores personas nos hicieron, fueron aquellas en las cuales caímos, nos derrumbamos, nos herimos y casi que nos quisimos ir. Así que no cambio el tiempo que he vivido en este mundo, no cambio por ningún dinero mi experiencia.

Sigue leyendo

Autocuración

A pesar de que no sé cómo sanar, lo hago. Lo estoy haciendo. Simplemente lo hago.

Con estas palabras comencé mi taller en la Ciudad de México hace algunos años, porque el tema fue autocuración. Lo que en mi trabajo significa: curarnos a partir de las palabras. Porque como ya he escrito antes, una(s) palabra(s) que nos hirió,  causó todo eso que ahora nos incomoda, todo eso que llamamos enfermedad. Y si una palabra lo causó, otra de mejor vibración lo puede curar.

No puedo explicarlo mejor.

Sigue leyendo

Uno

Cada uno de nosotros es un poco de todo. Esto significa que allí en los múltiples rincones de la mente, y en forma de bits de información, se encuentra la semilla de lo claro y también de lo oscuro. Que bajo determinadas circunstancias cualquiera de nosotros puede convertirse en lo más amado y también en lo más odiado del mundo.

Sí. Aunque seas practicante permanente del amor, a través de 4 Palabras que curan te amo, lo siento, perdóname, y gracias. Porque la misión de estas palabras y de «limpiar» con ellas es precisamente la de incluir, la de enseñarnos que lo contenemos todo. Tanto lo que hemos etiquetado como «bueno» o como «malo».

Sigue leyendo

El beso que no te di

Desde siempre me ha gustado la poesía, sobre todo esa que te hace ver el mundo como es, y no como te lo muestran tus sentidos. Esa que te dibuja hermosamente hasta tu última hora en este mundo. De hecho, al respecto Adonis escribió: «Tú que no amas la poesía, tu muerte no será bella». Y me fascinó. Y esa fascinación fue la que sentí al recordar hace un instante el luminoso verso de Dulce María Loynaz:

«El beso que no te di se me ha vuelto estrella dentro.»

Sigue leyendo

Sobre el discurso del rey

Cuando vi «El discurso del rey», la película ganadora del Oscar en el 2011, quedé profundamente conmovida por lo que en el transcurso de la misma, significan los miedos, los enojos, los silencios obligados, y las palabras. Es la historia de Bertie (Colin Firth), a quien una serie de sucesos lamentables, le llevaría a ascender rápidamente al trono como Jorge VI. El gran problema que enfrentó, es que desde siempre había sido tartamudo y esto le impedía por completo dirigirse a su pueblo como debería ser.

Sigue leyendo

Franz Kafka y la muñeca viajera

Varias autoras y autores transformaron de hermosas maneras esta maravillosa historia sobre Kafka, que en cualquiera de sus versiones sólo busca una cosa: volver al amor pese a las dolorosas pérdidas. Encontrar la calma en la certeza de que quienes amamos permanecen unidos a nosotros con hilos que van más allá de los sentidos, del espacio y del tiempo.

Cito dos. En ambos resalto la importancia de la creación de cuentos en el proceso sanador. Esto es algo implementado por algunos terapeutas, con el fin de re crear historias, grabar nuevos acontecimientos en la vida de personas que han sufrido traumas emocionales severos. La belleza de cada cuento va directo a quien sufre realmente, a la niña o al niño que llevamos dentro. Disfruta la lectura.

Sigue leyendo

No es tu culpa

A quien pueda interesar…

Hay una expresión en particular que he escuchado por ahí, y es la que me hace escribir esta entrada, esa expresión es: la tierra sufre por nuestra culpa. Y hay más frases similares, todas parientes de la culpa, y tienen que ver con ese gran daño que aparentemente le hacemos al planeta. Mi punto es este: alguien que se cree esas palabras no puede dejar de ser culpable nunca, no tiene manera de hacerlo, ya que en su mente racional la paz no comienza en cada uno de nosotros, comienza en los demás y de allí salta a nuestro ser. Para esas mentes, no tenemos ninguna clase de poder, lo cual para mí, carece de fundamentos.

Sigue leyendo

31 cosas pequeñas que nos hacen felices

Hay algo realmente grande, inmenso, infinito en los actos o en las cosas pequeñas. Esta es una lista de las que llenan mi alma:

  • Los ocasos de colores.
  • Una taza de chocolate caliente en tiempo de frío.
  • La mirada dulce de quien te ama.
  • Las gotas de lluvia o un tibio rayo de sol en la piel.
  • Escuchar el romper de las olas en la playa.

Sigue leyendo