El amor mueve montañas

Cada conferencia que imparto me deja grandes enseñanzas. Sé que estoy ahí para aprender, no para enseñar como pudiera creerse. Además los encuentros con las personas son algo increíble. En el evento de junio 29 del 2014 en la Ciudad de México, mientras estábamos en el tiempo de descanso, se me acerca una mujer joven y me abraza fuertemente. Después de esto, en breves minutos me cuenta su bella historia, me da las gracias, y así mismo me pide que cuando yo lo considere, la comparta con el mundo y que lo cuente como un crédito mío, porque sin saber de su existencia, mis palabras le habían ayudado.

Sigue leyendo

¿Qué es este dolor que siento?

La tristeza es una sola. Es decir, la siente esa mente que va integrada en todo lo que ha sido creado. Por eso cuando tú estás triste, esa mente está funcionando de la misma manera para todo tu mundo. Y todo lo que ves luce pálido, casi que sin vida.

A veces sucede que de repente alguien que está cerca de ti, sonríe, y para ti es difícil comprender su risa porque te encuentras en manos de la tristeza o de la angustia o del dolor que para muchos es parte de su vida diaria. Y está bien sentirse triste conscientemente. A cada emoción hay que darle entrada para dejarla ir.

Sigue leyendo

Un día extraordinario

«Cuando estoy consciente de mi respiración, de mis pies, de mis manos, de mi cuerpo. O cuando me encuentro en mi ser, es cuando sé que este no es un día normal. Es un día extraordinario.»

De hecho esto hace que caminar del estudio a la cocina parezca una proeza. Eso pensé el otro día cuando iba por un vaso con agua. Que es verdad aquello de que no estamos reprimidos, sino distraídos de vivir.

Sigue leyendo

Oh cuánto te amo

Hace tiempo, una mujer llamada María publica el siguiente comentario en mi blog:

«Me gusta leerte con la canción Somebody loves you de Nick Kershaw y la canción Crustaceo Cascarudo de Bob Esponja. La canción me mece y en el vídeo atrae a todos en fondo de bikini sólo con decir Ohh cuanto te amo. Sólo puedo sonreír porque me imaginé feliz en un bosque, estaba sola en la escena, tampoco tenía pareja en la escena (ni en esta dimensión jeje) pero aún así me sentía en paz, feliz y que me estoy curando con la esperanza de que todo lo hace junto conmigo. GRACIAS Y FELIZ AÑO, te quiero mucho.»

Sigue leyendo

La vida es un ratico, vivamos

Me encontraba descansando con una de mis diversiones favoritas en mis manos: el famoso juego de video llamado Pac-man. Para quienes no lo han jugado les comento que se trata de un tablero virtual, con algo así como una especie de laberinto que se encuentra lleno de galletas y de fantasmas. El juego consiste en que Pac-man debe atravesar todos los espacios, comerse las galletas y esquivar a los fantasmas para ir subiendo de nivel. Parece fácil pero no lo es. Tal vez por esto sea uno de los juegos más populares en la historia de los videojuegos. Un clásico.

Sigue leyendo

Ho’oponopono: una dieta de pensamientos II

Hola amiga para mí es muy grato hacer contacto contigo nuevamente. Este post es una continuación del tema anterior, que tiene que ver con los pensamientos negativos que a diario tenemos y que nos impiden sentir paz. Y para sentir paz es importante tener en cuenta una ley universal: «Los pensamientos crean». No importa bajo que religión hayas sido educada, ni importa tu ocupación o tu nivel de riqueza. De manera universal todo pensamiento es creador, así que cualquier idea que en este momento esté llegando a tu conciencia, ya ha tomado forma y se manifestará de alguna manera en tu realidad.

Sigue leyendo