Perdonar es dejar ir

Hay muchas maneras de dejar ir. Y cada quien lo hará de acuerdo a la información que trae consigo, a la información que está en capacidad de recibir, y también de acuerdo con el viaje de su alma. En mi caso he tenido la fortuna de caminar al lado de personas que resuenan conmigo, como tú por ejemplo. Y esta es la razón por la cual escribo. Me gusta experimentar en la medida de mis posibilidades, la conciencia de unidad.

Sigue leyendo

Los 8 mitos que rodean a una maestra o maestro espiritual

Para empezar ¿Qué es un mito?. Un mito es un relato imaginario que exagera las cualidades normales de alguien. Y para descubrirnos un poco más, aquí están los 8 mitos que rodean la imagen de un(a) terapeuta, maestra(o) espiritual, practicante de las 4 palabras que curan, o lo que tenga relación con ello:

Mito 1. Estas personas no fuman, le tienen asco a la cocacola, no ingieren alcohol, y lo que es definitivo: no comen carne. Esto es supuestamente porque han descubierto que todo eso hace daño,  y que impide la llegada de la inspiración, enferma al cuerpo y miles de cosas más.

Sigue leyendo

Uno

Cada uno de nosotros es un poco de todo. Esto significa que allí en los múltiples rincones de la mente, y en forma de bits de información, se encuentra la semilla de lo claro y también de lo oscuro. Que bajo determinadas circunstancias cualquiera de nosotros puede convertirse en lo más amado y también en lo más odiado del mundo.

Sí. Aunque seas practicante permanente del amor, a través de 4 Palabras que curan te amo, lo siento, perdóname, y gracias. Porque la misión de estas palabras y de «limpiar» con ellas es precisamente la de incluir, la de enseñarnos que lo contenemos todo. Tanto lo que hemos etiquetado como «bueno» o como «malo».

Sigue leyendo

Confía en Dios, pero ata tu camello

El título de esta entrada es un proverbio árabe, que como puedes ver, derrocha sabiduría. Y es lo que no me canso, ni me cansaré de decirte jamás, algo que estoy aprendiendo, y es: Juega el juego como es, de manera equilibrada, justa y humana para ti. Que si es justa y humana para ti, a todo nivel, lo será también para los demás.

¿A dónde voy con todo esto?

Sigue leyendo

Transgénero: Un chico en el cuerpo de una chica

 Carta de un lector:

«Hay algo que quiero compartir sobre mí. Me gustaría saber que piensas al respecto.

Siento que no estoy disfrutando de la vida en el buen sentido de la palabra debido a mi forma tan extraña de ser, así lo considero. Igual para otras personas es normal pero cabe aclarar que no lo es para mí. Es como demostrar ser alguien o algo que no soy, sólo porque para la sociedad así debe ser.

Sigue leyendo

Emergencias y 4 palabras que curan

En una ocasión me encontraba yo impartiendo una conferencia a la luz de las estrellas y las personas que habían asistido estaban sentadas en el pasto. Todo iba perfectamente hasta que una niña que estaba sentada en la primera fila, gritó: —Vivi mira detrás de ti, una culebra!!! para avisarme que detrás de mí había una serpiente muy colorida, como de 1 metro de largo. Como es de esperarse, de inmediato di un salto y me puse a salvo. La culebra se fue caminando pacíficamente lejos del lugar.

Sigue leyendo

Embellecer. Esa es tu función.

En las sociedades con un bajo nivel de conciencia, lo primero que se le enseña a las niñas es a cuidar su aspecto externo, su figura, sus curvas. Al parecer, lo demás no importa. Y las niñas, desde temprana edad comienzan a creer que son valiosas por lo que pueden mostrar exteriormente y que sólo por sus cualidades físicas serán amadas. Y esto es mentira. Afortunadamente los hombres no fueron sometidos del mismo modo a este tipo de condicionamientos o no se dónde habríamos ido a parar.

Sigue leyendo

Cómo ser más amable contigo

Lo más probable es que para ti no sea nuevo el hecho de que imponer tus manos sobre tu propio cuerpo, sea una de las acciones más tranquilizadoras que puedas regalarte. En realidad no es complicado, ni necesita de muchas indicaciones, el retirarte a un espacio donde te encuentres solamente contigo y entonces dirigir tus manos a esa zona de tu cuerpo que siempre o casi siempre te ha dolido, te ha inquietado, te ha disgustado o te ha molestado. Justo allí donde consideras que algo sobra. Allí donde a menudo piensas: «esto no debería existir». Justo ahí.

Sigue leyendo

4 palabras que curan: de las Pléyades a la tierra

La misión humana no era tan simple. Habíamos venido aquí a amarnos incondicionalmente y a crear paz para poder experimentar una nueva tierra. Casi nunca bajo el nivel de la mente lo lograríamos, pero esto a nadie se le explicaba al nacer. La salida de ese nivel había que descubrirla o quizás se ganaba por créditos acumulados, o por méritos a lo largo de la existencia. Ella, la mente pensante, siempre nos estaría ofreciendo información vieja, de dolores e injusticias padecidos a manos de otros humanos o de la misma vida, cuya raíz principal nos sería siempre desconocida.

Sigue leyendo