La enfermedad mental en la sociedad

Hemos aprendido a sentir vergüenza por ser diferentes, por ser especiales, por ser extraordinarios, por ser creados de forma única y no en serie como los productos. Hemos aprendido a no mostrarnos como somos. Y más, mucho más, si una autoridad en el aspecto mental nos ha diagnosticado una enfermedad. Creemos que seremos juzgados por eso y no lo mostramos, y no es para menos. Así aprendemos a vivir.

Y si se trata de uno de nuestros hijos, también. No sacamos a la niña o al niño, porque luce o se comporta de forma diferente a los demás. Y no es para menos, así aprendimos que tocaba vivir.

Pero no todos. Hay mucha gente rompiendo esquemas y siendo amorosamente valiente con su realidad, con su trabajo, con su vida personal. Y me encanta. Porque para ser sincera, antes de llamarle loca o loco a alguien debemos mirarnos (sonrisa). Sí. Cada uno de nosotros está un poco loco. Tenemos la mente llena de pensamientos, imágenes, historias, grabaciones, voces, que van saliendo momento a momento (cuando no estamos conscientes de nada), y nos destrozan la vida. Pero esto es normal, nos sucede a todos, de manera que no se nos da un diagnóstico, pero si andamos por ahí haciendo locuras. De verdad locuras, y vamos sueltos por ahí, sin control.

Los diagnosticados como enfermos mentales muchas veces actúan de manera espontánea, en voz alta, mientras que nosotros la mayoría de las veces, lo hacemos a nivel mental, calladitos, aunque luego pasemos a la acción de forma loca, pero eso nadie lo nota porque es la norma. Pero todos estamos subidos en el mismo barco.

Entonces aparecen flotando todos los conceptos de la filosofía hawaiana huna. Y sonrío.

Todo problema es una memoria que vuelve en el tiempo, una memoria que se repite para darnos la oportunidad de sanarla, borrarla, limpiarla, amarla. Todo síntoma es eso mismo. Datos erróneos que se revuelcan en la mente tuya, y en la mente mía. Y esto hace que todo sea más sencillo. No le ponemos nombre, ni entramos en más programaciones viejas, ni conceptos, solo decimos: te amo, y gracias, para hacer limpieza de esos datos erróneos, todo el tiempo. Sin expectativas, sin tiempos, sin esperanzas, sin nada. Solo amor puro en cada momento. Amor para cada pensamiento. Te amo contiene a las demás palabras sanadoras.

Dijo Hipócrates (el padre de la medicina), que la enfermedad no existe pero el enfermo sí. Y ahora en el 2019, yo afirmo eso que aprendí: la enfermedad es un dato erróneo en quien observa, y todo dato erróneo puede corregirse, para quien tenga la receptividad.

Entonces madre de familia, si experimentas datos erróneos respecto de este tema de las enfermedades mentales, con una hija o un hijo, trabaja en ti. Trabaja con tus datos erróneos (pensamientos, creencias, programaciones, diagnósticos), y dales amor. Esto se hace simplemente pronunciando te amos, de forma permanente, o diciendo las palabras sanadoras, lo siento, perdóname, gracias, te amo, 24/7.

Si notas cambios en tu ser querido, no pienses que cambió por sí mismo. En realidad la única que cambió fuiste tú. Comenzaste a darte amor.

Quiere mucho a esa persona, ámala como es. Ella está ahí para que descubras tu oscuridad, aunque no tengas idea de qué se trata.

Si la persona diagnosticada eres tú, igual. Ama tus pensamientos. Ama cada paso que des. Ama incluso la vergüenza. No resistas la vida, ámala como va viniendo. Debes saber que en este mundo, y en los otros, hay muchos seres enviando luz, para que te expandas a lo simple, a la simpleza del amor, que es lo único que puede curar.

Continuará…

Con todo el amor del mundo a quienes inspiraron esto.

Te amo. Gracias por leerme.

5 comentarios en “La enfermedad mental en la sociedad

  1. Alejandra dijo:

    Es increible ¡¡¡cuanto me entregas ,,tus palabras estan llenando mi alma Vivi ,,mi madre sufre de muchas depresiones o diferentes diagnosticos ,por muchos años junto con mis hermanos ,,llevandola a muchos medicos ,,cuando delego todo a mis hermanos ,,termino siempre yo ,,llenandola de luz ,,ya que los medicos que se han cruzado en mi vida siempre cambian sus actitudes ,,y empieza a ver mas color a su vida ,,,,gracias querida Vivi ,,siempre estas con las palabras indicadas a mi vida ,por lo cual se que limpio cada vez ,y llenas de luz o.logras que mi luz fluya ,,lo siento ,perdoname ,te amo y gracias♡♡♡♡♡.

    Le gusta a 1 persona

  2. Leticia dijo:

    Gracias Vivi, yo lo creo y lo siento; y lo practico, pero cómo le hago con un familiar adicto, que lleva 10 años en rehabilitación y sigue en su camino y les dicen que es una enfermedad que siempre van a tener e incurable. Yo seguiré con las 4 palabras, confiando en que lleguen hasta el, solo que ellos no lo creen así.

    Le gusta a 1 persona

  3. Lilia Ana dijo:

    vivi! siguiendo tiempo atrás tus consejos y vídeos he comprobado lo que sugieres en este escrito. muy recomendable y seguir poniendo en practica. son mis ultimas palabras de la noche cuando estoy en la soledad en mi cama con profundo silencio interior me duermo con las $ palabras se que continúan en mi sueño por que así me despierto con ellas. gracias pr tus escritos. gracias por acompañarme. te amo!

    Le gusta a 1 persona

Responder a Lilia Ana Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s