Tu trabajo

A lo largo del tiempo se nos ha enseñado que somos nosotros quienes hacemos el trabajo de arreglar nuestros asuntos pendientes, que somos omnipotentes. Pero eso simplemente no es verdad. Nuestra mente no alcanza a ser consciente de lo que sucede en realidad. Nuestra mente solo atrapa unos cuántos datos, y para rematar, son erróneos. O sea que no son verdad.

Pero algunos de nosotros descansaremos al descubrir, o al aprender que nuestro trabajo no es solucionar aquellos asuntos pendientes. Que nuestro trabajo como practicantes de las palabras que curan (lo siento, perdóname, gracias, te amo), esencialmente consiste en pedir perdón por considerar ciertas nuestras percepciones, y perdonarnos por ellas. Las dos acciones son lo mismo, significan arreglar las cosas contigo, porque solo así se arreglan con los otros, y con el mundo.

Entonces toma en cuenta esto: Tu trabajo no es solucionar ese asunto pendiente, porque ese es trabajo de la Divinidad. Tu trabajo es abrir las puertas de tu alma, y mantenerlas abiertas, a través de procesos constantes como perdonarte, agradecerte, y amarte sin condiciones. Lo que también significa soltar y dejar ir.

Por favor dime que te alivia saber que no eres tú (mente) quien tiene que solucionarlo. Dime que poner todo en las «manos correctas» te hace sonreír. Dime que confías en «esas manos» que reciben tus asuntos.

La Divinidad que está dentro de nosotros se activa, cuando dejamos de pensar. Cuando actuamos guiadas por algo inexplicable, sin pasado, sin mente, sin tiempo de por medio, y eso que llamamos milagro simplemente aparece. Y lo hace una y otra vez.

Ahí.

Pero mientras haya mente (preguntas, razonamientos, peleas internas, conclusiones, creencias, sensaciones molestas, etc), hay que estar pendiente de que las puertas del alma no se cierren porque eso las cierra. Hay que estar pendientes de que permanezcan abiertas, y esto solo se logra a través de los sentimientos más elevados que existen: perdón, gratitud, amor.

Que las palabras con las que nos hablamos, estén impregnadas de los bellos sentimientos.

Gracias por leerme.

Sobre la foto: Desconozco su autoría. Si tú la conoces, por favor házmelo saber para escribir aquí su nombre. 🙂

Un comentario en “Tu trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s