Cómo beber una cerveza para que alimente

Hace un rato salí por unas cervezas. El verano en el norte de México es muy cálido, por lo que las temperaturas son elevadas y con facilidad pueden hacerte perder la tranquilidad. Afortunadamente contamos con recursos varios para refrescarnos: los ríos, las piscinas, el mar, y por supuesto la cerveza helada. Acompañante fiel de cualquier evento, en especial si de asados al carbón se trata.

La cuestión es que siempre que compro cerveza recuerdo la fabulosa película “Sueños de fuga” con Morgan Freeman y Tim Robbins. La cual, se trata de un banquero que cae en la cárcel, Andy (Tim Robbins), y estando allí, se vuelve muy amigo de otro prisionero llamado Red (Morgan Freeman). Los dos son personas a las cuales las circunstancias de la vida les ha puesto allí. Son buenas personas y se guardan un gran afecto entre sí.

Andy tiene un talento especial para los números. Y para sobrevivir llega a “ciertos acuerdos” con el director de la prisión. Pero la escena memorable que tiene que ver con la cerveza, es cuando Andy negocia una ronda de cervezas para los prisioneros que llevan todo el día trabajando y que están acalorados. Entonces llega la cerveza y cuando Red le da el primer trago a la suya, su rostro se transforma, y su sonrisa mientras bebe es la de un hombre libre. Eso llamó mi atención. No sólo la maravillosa actuación, sino lo mucho que vale algo tan cotidiano y tan aparentemente simple como una cerveza. Lo que vale un sorbo. Lo que significa un instante bien vivido. Eso.

Y mientras hay quien bebe cerveza para evadir, para olvidar, para desaparecer. Hay quien la bebe para refrescarse, para celebrar, para brindar, para compartir. Y esto último es lo más bonito, beber conscientemente, con el placer que genera una cerveza fría aunque estés en compañía de alguien o no. Mirar la botella o el vaso, observar su color, su espuma, notar cuánto te falta por disfrutarla. Sentir que pasa a través de tu garganta y que satisface tu ser, que te colma, que te gusta, que la saboreas, que a la cerveza le encanta ser disfrutada. Una cerveza que se bebe así, conscientemente alimenta. Y en verdad lo hace porque en esta vida, aquello a lo que ames, sea lo que sea, te devolverá ese mismo amor. Yo no bebo mucho, sólo disfruto una o dos, de vez en cuando, y mi ser lo agradece.

Que siempre haya los mejores motivos para una deliciosa cerveza fría. Que al saborear las cosas que más nos gustan, tengamos en cuenta el inmenso valor que encierran, el tiempo, el momento en el que están presentes. Ella es más que una bebida para dormir los sentidos. Es un símbolo de libertad, fuente de alegría y paz. Y para mí, disfrutar es estar presente y estar presente es limpiar, borrar dolores viejos, dejar ir. Amo lo que bebo.

Esta entrada ha sido escrita para las personas que conocen mi mentalidad, con quienes me encanta compartir mis letras. No es para todo el mundo. Si en algo molesto a alguien discúlpeme y déjelo pasar  por favor. Al escribir, soy consciente de que me leen: lectoras y lectores pasajeros, quienes llegaron a esto sin saber cómo. También quienes culpan a la bebida de sus males, otras y otros que la veneran, quienes la agradecen, quienes la detestan, quienes están receptivos a la palabra escrita. También, quienes en el acto consciente de beber descubren un milagro. Por la comprensión, agradecida estoy de antemano.

Gracias por leerme.

 

*Sitio web administrado desde el 28 de octubre del 2019 por Sofía Córdova compañera de vida de Vivi Cervera

14 comentarios en “Cómo beber una cerveza para que alimente

  1. Lu dijo:

    Viví como siempre como todo, gracias me das vuelta al sentimiento q en mi provoca una cerveza! Pues la pareja tiene una dependencia a ella. Y así como la plasmas aquí y ahora la acepto!! Pues todo lo q hay detrás de ella es mycho . Gracias por cambiar el contexto de una cerveza en mi ser. Un abrazo y gracias por estar, ser, sentir, transmitir, enseñar, y amar abrazo de luz de mi para ti bendiciones.

    Me gusta

  2. Perla Palacios dijo:

    Wowww….hermosa entrada de blog….me encanto y lo describes tan perfecto el estar presentes en difrutar….
    Gracias….
    Y gracias por recomendar la pelicula …ahora mismo la buscare ….
    Gracias…linda Vivi por compartir

    Me gusta

  3. Lupita Jiménez dijo:

    Gracias Vivi, yo también disfruto la cerveza, por el calor, por una botanita, por pasar la tarde con mi esposo, uffff mil razones, pero únicamente fin de semana, toda la semana aunque sería muy refrescante, me aguanto je je je porque trabajo en oficina pero este viernes voy a celebrar mi cumple con una rica y refrescante cerveza, brindaré por tí y por todos los seres maravillosos que no conocía. Gracias, gracias, gracias

    Me gusta

  4. Javier dijo:

    Viví, esto me refiere al poema “el vino” de Alberto Cortes, en mi juventud tomaba por sociedad, o por demostrar algo, ahora lo hago como lo describes, disfrutando el momento y la compañía, si llegar al exceso, ya que aprendí que el e cesó puede sacar cosas que uno se calla. Gracias

    Me gusta

  5. Claudia Meza dijo:

    Vivi, me encantó y también me gusta una cerveza de vez en cuando pero así muy consciente, gracias por tan buen ejemplo y por mostrar esas formas que hay en algo tan cotidiano como tomar una cerveza, el tiempo, el momento, las personas etc.
    Saludos

    Me gusta

  6. Liliana Marîn dijo:

    Con que palabras tan hermosas, describes mi bebida favorita, es en elixir maravilloso yo tambien la disfruto mucho pues tomandola con conciencia te aclara panoramas obscuros salud por la vida y pir la dicha de conocerte y transformar mi vida.

    Me gusta

  7. hely dijo:

    Ufff, que calor! siiii ! soy muy amiga de la cerveza me encanta ponerla en el vaso que es para la cerveza, me gusta ver como sube la ESPUMA, me recuerda mis mejore momentos, e igual es muy ocasional, pero la prefiero a un vaso de vino.y mientras caminamos por esta hermosa tierra pues brindemos por la vida que se abre a nuestros ojos cada dia, gracias Vivi.

    Me gusta

  8. Elizabeth dijo:

    Hola Vivi, que maravilla de articulo!!!!

    Ayer leí sobre todo lo perjudicial de tomarse siquiera una cerveza y me sonreí porque ” Lo que crees, creas”, así que como no creo en eso no me lo tomo a pecho jeje.
    Hoy te leo y me sonrío más! porque describes exactamente lo que siento al tomar desde el primer sorbo una cerveza. Puedo tomarme una o dos esporádicamente y me encanta!!

    Gracias por tu artículo, es muy refrescante!

    Gracias Gracias Gracias.

    Me gusta

  9. Yaz dijo:

    Vivi recibo con sumo amor tus artículos, gratitudes , perdones y amores. Es un placer leerte.
    Haciendo alusión a tu texto sobre la cerveza me gustaría saber tu opinión sobre tener un deposito de cervezas .

    Tengo dudas si tenerlo generará un karma al contaminar con la bebida a la gente?
    O eso solo podría ser una proyección mia?

    Deseo con amor tu respuesta
    Gracias Vivi hermosa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s