Qué sucede en tu cuerpo, cuando te comparas con los demás

Compararnos con los demás es quizás inevitable, es algo que difícilmente podemos dejar de hacer. Lo que hay que tomar en cuenta es de qué manera influye esto en la salud y la vitalidad de nuestro cuerpo, ya que compararnos con las demás personas, de forma constante, podría llegar a debilitar nuestra fuerza interior.

Hace algún tiempo, estuve charlando con Helena, una joven mujer que me contaba que usualmente se sentía débil, mareada y con muy pocos deseos de hacer sus tareas cotidianas. Y esto generalmente apunta a las emociones que generan las memorias. Emociones como la culpa por ejemplo.

¿Pero dónde estaba su principal fuente de culpabilidad? En el hábito de compararse con las demás personas, y a través del cual llegaba a la conclusión de que ella, a diferencia de esas personas, no había logrado nada positivo en su vida. Este hábito le producía mucho cansancio.

Entonces una parte de la solución fue perdonarse. Y después, cambiar el diálogo interior. Bendecir cada pensamiento que fuera llegando. Sentirlo. Perdonarlo. Agradecerlo. Amarlo. Que también significa dejarlo ir.

Por ejemplo, si eres alguien que ha logrado grandes triunfos, mucho dinero y una excelente forma de vida y te comparas con quien no ha logrado despegar, te envanecerás, te llenarás de una falsa sensación de seguridad e irás creando vacíos en tu interior.

Si por el contrario, eres alguien que pese a todas sus luchas, jamás ha podido encontrarse, que no conoce la sensación de haberse quedado con algo, que no tiene idea de lo que significa triunfar; y te comparas con quien en tu opinión lo tiene todo, entonces te llenarás de amargura, de una sensación de soledad y desamparo, de un creciente cansancio o agotamiento físico, que es el lenguaje por medio del cual tú cuerpo te pide amor. Porque así como es, tal como es, tu misión es sagrada.

Si sientes que dejar de compararte con las demás personas es imposible, entonces compárate sabiamente con los que al parecer están detrás de ti, fíjate en ellos. Ya no te fijes en los que parecen ir adelante. Verás tantas cosas tristes como difíciles, y experimentarás  tal grado de compasión, que con la inteligencia suficiente concluirás que tienes una gran fortuna en tus manos.

Observa a quien vendiendo el periódico sonríe a pesar del sol que le ha tostado la piel. Observa a la mujer que va a lavar al río cantando porque tendrá ropa limpia para su familia. Observa a los seres humanos que desde la cárcel estudian para ser libres interiormente alejándose así de los barrotes y muros que tienen en frente. Observa los espíritus fuertes en los peldaños de abajo, de esa escalera que subes y bendice tu experiencia como la de ellos.

Y finalmente ama a quien tú eres. En el momento perfecto te darás cuenta de que eres inmens@ y que contienes universos.

Gracias por leerme.

 

*Sitio web administrado desde el 28 de octubre del 2019 por Sofía Córdova compañera de vida de Vivi Cervera

10 comentarios en “Qué sucede en tu cuerpo, cuando te comparas con los demás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s