Cuando te hieren las palabras

Muchas veces nos preguntamos ¿Porqué tenemos relaciones que nos duelen, lastiman, intoxican, frustran o casi matan? Y mi opinión personal es que, es a través de ellas como puede desarrollarse el juego de la vida. Cada palabra, cada ofensa, cada acto deshonesto del que hayamos sido víctima, en el fondo no es más que la oportunidad que se nos da para que sanemos o limpiemos algo desconocido en nosotros, algo que ya conocemos o que no tenemos idea de que está ahí. Entonces, aprovechamos cada palabra dolorosa y pronunciamos: te amo, lo siento, perdóname, gracias. Lo hacemos sin preguntas y sin pensar en por qués, ni para qués o a quien o en donde o en como o en hubieras. Si comenzamos a hacernos preguntas nos sumergiremos más, y nos será más difícil salir de los recovecos de la mente.

Agradecer lo que duele, es el acto más heroico que conozco.

La vida en este planeta se hace a base de relaciones; constantemente estamos interactuando con situaciones, personas, animales, objetos o seres que ni siquiera sabemos que están ahí. Aun en el mayor de nuestros silencios estamos conectando con algo, comunicando algo, expresando algo. Y de las situaciones que más encuentro complejas de experimentar es esa, la del título de la entrada, cuando alguien te hiere, te ofende, te lastima, y no tienes idea de cómo salir de ahí, de cómo dejarlo atrás, de cómo liberarlo. Puedes encontrarte con que no deseas soltar o puedes encontrarte con que soltarlo es tu mayor anhelo pero algo te lo impide. No sabes qué es. No sabes cómo dejar ir. ¿De qué se trata?

Se trata de una memoria, un recuerdo, algo que puede ser superficial o profundo, algo de repente apareció en tu pantalla mental para que tú lo limpiaras aunque fuera otra persona quien lo dijo. Y aquí es donde la mente no entrenada se pregunta: ¿O sea que aparte de que recibí una ofensa, encima tengo que considerar que salió de mí y sanarla?

La respuesta dolorosa es . Y en ocasiones el proceso duele, sí. Pero puede hacerse comprendiendo en principio que eres un ser humano y que es tomando eso en cuenta que siempre te he dicho: sé tolerante, sé paciente, sé indulgente contigo mism@. Acepta tus procesos. Acepta tus tiempos. Hay situaciones que no vas a asimilar en un día, o en las que ni siquiera vas a poder reaccionar elegantemente cuando sucedan. Lo más probable es que te enojes, que señales, que culpes, que llores o que incluso intentes devolver la ofensa. Todo eso es normal, es tu escuela.

Tiempo. Permite que te cure el tiempo. El perdón no es sólo cosa tuya, también viene de los cielos. No forces las cosas. Deja que llegue cuando tenga que llegar, respeta su momento y lo hará suave y delicadamente como el perfume de las rosas. Entonces tus dolores se irán, tus heridas cerrarán. Obtendrás los regalos de lo sucedido cuando comprendas que fue una experiencia necesaria, sanadora y en cierta forma, positiva.

Y algo más: Las palabras por sí mismas no hieren. Las interpretaciones sí. Y toda interpretación es parte de lo que creemos. Las palabras son el medio a través del cual interpretamos la vida a favor, o en contra. Lo bello de todo esto somos quien puede elegir o aprender a elegir.

Gracias por leerme.

Contacto: contactovivicervera@gmail.com

 

26 comentarios en “Cuando te hieren las palabras

  1. Ilsy Pinot dijo:

    Gracias por hacerme entender tantas cosas que yo Ignoraba,Gracias porque aqui encontre mi respuesta a muchas cosas que me han hecho daño,con este mensaje abrire mi mente y entendere la razon,Gracias Vivi,eres un ser Bendecido por Dios!

    Me gusta

  2. Valeria dijo:

    Genial Vivi, gracias por abrirnos la mente, por inspirarnos, por mostrar este camino tuyo que estas recorriendo, y que me es el mismo que me gusta recorrer a mi, gracias, gracias gracias

    Me gusta

  3. Bety dijo:

    Hola Vivi, la semana pasada cumplí 56 años, y una pregunta que me hago a mi misma es: hasta cuando voy a dejar de temerle a la vida? cuando voy a atreverme a… simplemente vivir y estar contenta por ése motivo? cada vez que pronuncio las cuatro frases hay algo interno que me pica, que me mlesta, yo espero que pronto deje de pasar, gracias por haberte encontrado 🙂

    Me gusta

  4. Stella Aldana Alonso dijo:

    Hola Vivi… gracias por tus enseñanzas, hace rato que te sigo, me gustaría consultarte varios aspectos, de donde eres, en que ciudad es tu sede?

    Mil gracias y un abrazo desde colombia!

    Me gusta

  5. Denisse Ayleen dijo:

    Vivi Querida!!!! Realmente, soltarlo seria mi mayor anhelo…pero algo lo impide. ¡¿Como se suelta una suegra toxica sin soltar a su hijo???
    Intento limpiar esa Memoria que me genera tanto sufrimiento, tanto bronca, tanta impotencia…. pero creo que no lo logro. Me encantarìa saber que deuda tengo que sanar en esta vida para tener que soportarla. En fin….me perdono por no saberlo! Me perdono hasta por el odio que me provoca el solo verla! Me amo y me acepto hasta que llegue a mi la comprensiòn y el perdòn.
    Gracias Vivi querida por tus palabras! Bendigo la sincronìa de encontrar siempre el escrito tuyo que mi alma està necesitando.
    Lo siento, Perdòname, Gracias, Te Amo!
    Abrazos de Luz

    Me gusta

  6. Diana dijo:

    Vivi he leído secuencialmente tus artículos y este casi me da en le respuesta buscada, gracias, quiero aprender mas de ti de las pleyades que hablas en el libro de palabras que cura y poder yo sanar. en cuanto a tu lectora Denisse te quiero decir que yo pasé por lo mismo que tú, yo me desquité con mi esposo quien nunca dijo nada sólo permanecía, a mis hijos les enseñé a respetar a la sra. y ahora son mi orgullo pues le regresé bien por el daño que ella me causaba pero ahora mi marido contra mí no termina me detesta y eso es lo que no logro yo modificar, me lo compré, ahora tengo la espeeranza de ya no sentir dolor por el mal trato del que ahora yo soy objeto con las 4 palabras

    Me gusta

  7. Mercedes dijo:

    Gracias, Vivi, por brindarnos este espacio de sanación, perdón, paz y serenidad. Gracias, el artículo es hermoso, llega a mi vida, cuando estoy en un proceso de sanación, de paz y gozo en Dios Espíritu Santo y creo que Dios Paráclito me está guiando a esta información para sanar y perdonar a aquellos que me han herido y quizás yo también he lastimado.
    Gracias por este espacio de luz, consuelo y paz, por medio del perdón y de estas 4 palabras sanadoras y llenas de bendiciones.
    Dios te bendiga siempre Vivi. Amén.
    Un abrazo inmenso y lleno de luz desde Ciudad de México.

    Me gusta

  8. Jorge dijo:

    Bendiciones! Gracias a todos especialmente a ti Vivi, por hacer la diferencia en toda una vida y darnos la oportunidad por medio de ti, tu tiempo, tus palabaras, por compartir Vida y dar Vida, probando de que Dios existe, Gracias, y Porque no? Yo tambien Te amo!

    Me gusta

  9. josefina dijo:

    gracias Vivi sabes he estado haciendo las meditaciones, en estos dias hay personas con las cuales he tenido desencuentros, me he enojado pero este año no pienso resentirme con nadie es mi proposito. A estàs personas las he soltado y no dejo de repetir las 4 palabras para sanarme.

    Me gusta

  10. Lulys dijo:

    Justo en el momento correcto y perfecto para mi bue llega esta reflexión acabo de vivir un momento tóxico con el papá de mis hijas. Esta relación es tóxica cosa q tambien apenas descubri después de 23 años de estar en esta relación. Y leyendote es compruebo q dando las gracias sano mi memoria pues ese momento de conversación q vivi con el ya no me dolió tanto aun cuando los insultos ahi estuvieron. Se logro hablar de la basura q tenemos cargando ambos y mis memorias se van limpiando. Falta mucho mas q hacer, y se q voy en el camino para sanar GRACIAS VIVI POR SER , POR ESTAR, POR GUIAR, POR COMPARTIR, POR AMAR BENDICIONES PARA TI Y Q SIGAMOS SANANDO. Con el corazón pero sobre todo partiendo desde el amor la paz y la unidad Gracias te Amo!!!

    Me gusta

  11. Ana dijo:

    hola Vivi, estoy pasando por un momento muy dificil, pero creo que con lo poco que he aprendido de ti ha sido mas llevadero,me sorprende mucho cada vez que te leo enterarme de como son realmente las cosas y lo equivocada que estaba, pero tambien me sorprendo de todo lo que llevo cargando en mi y que no sabia, aun no puedo encontrar que es lo que me tengo realmente que perdonar, llevo un año desde que empecé a indagar sobre esto, estoy haciendo todo lo posible por comprender mas…lo siento, perdóname, gracias, te amo

    Me gusta

  12. Lilia Ana dijo:

    querido faro; es verdad cuanto hieren las palabras! pero contigo he aprendido al hermoso………..debo permitir que me hieran? o pienso un rato y digo esto no es para mi, esto no es mio, lo siento no es mio? esta bien lo que estoy aplicando? gracias me encanta leete por que se siente que escribes con el corazón y la sabiduría. gracias.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Ana Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s