Molinos de viento

La aventura y la lucha humana es totalmente quijotesca. La obra de Miguel de Cervantes Saavedra (el ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha), describe graciosamente al humano promedio, nos describe a ti y a mí.

Recuerdo ese episodio en el cual don Quijote le comentó a Sancho Panza que divisaba a lo lejos, 30 gigantes que buscaban problemas y a los que él pensaba darles batalla. De nada sirvió que Sancho le dijera, que eran molinos de viento, que las aspas no eran brazos, que el movimiento que tenían era por causa del viento. Ya que Don Quijote sin escucharlo, le respondió que si tenía miedo se hiciera a un lado, ya que esos gigantes no eran cosa de Dios.

Acto seguido, se encomendó a su amada Dulcinea y galopando encima de Rocinante, arremetió con lanza en mano hacia las aspas, que con el viento continuaban moviéndose, desatando más enojo en el caballero andante, quien les insultó antes de clavar su lanza en una de ellas; y ya podrás imaginar lo que le sucedió.

El aspa hizo pedazos la lanza y mandó lejos a Don Quijote, quien fue ayudado a levantarse y a subirse a su caballo por su fiel escudero, sin que terminara de entender cómo lo habían derrotado.

Cuando leímos esto en nuestra niñez, se nos enseñó que don Quijote estaba loco, pero no se nos dijo que aprenderíamos a pensar como él. Que todos llevamos un Quijote por dentro.

Nuestra locura se ve reflejada en esa lucha ardiente en contra de lo que detestamos, en contra de lo que creemos que nos ataca y nos hace daño, en contra de lo que creemos que está afuera, cuando en realidad se esconde como un viejo archivo en los olvidados estantes llenos de información que posee nuestro cerebro y nuestra retina. Prácticamente nos atacamos a nosotros mismos.

Un ejemplo de lucha quijotesca es:

Enciendes el televisor y observas con horror que hay una corrida de toros, te enoja y te indigna tanto la injusticia sufrida por esos animales que la sangre comienza a circular aceleradamente por tu cuerpo, tu corazón late con fuerza y de inmediato dices: ¿Pero cómo es posible? ¿Por qué tanta crueldad? ¿Qué es lo que ocasiona la insensibilidad de esas personas? Disfrutan matando animales ¿No les duele?

Estos, entre muchos otros argumentos que instintivamente te hacen sentir un ser humano digno, noble, honesto. Pero nada es del todo verdad.

Eres la sumatoria de lo que ves. También eres lo que te duele. Lo traes contigo en tu pequeñísima e invisible cinta. Lo trasladas contigo a donde quiera que vas. Por eso, si atacas estas ideas, no habrá lugar en el mundo en el que puedas estar sin las imágenes de un toro muriendo en la arena. Aunque te vayas a vivir al fondo del océano, tu mente se las ingeniará para hacerte recordar que hay toros muriendo. Es tu cinta.

Sin embargo no sabías esto que te estoy contando. Y es que no tenías por qué saberlo, eres inocente y como yo, estás aprendiendo; como yo, actúas por medio de la voz que te grita ofendida: ¿ACASO NO VAS A HACER ALGO COBARDE? Y (en el mejor de los casos) de inmediato bajas una foto de google en la cual aparece un toro ensangrentado y le pones un letrero en la parte inferior que dice: NO MAS LUCHAS!. TODOS EN CONTRA DE LA MATANZA DE TOROS, ESO ES UNA BARBARIE. Y parte de tu ayuda consiste en publicar la fotografía en las redes sociales, agregando afanosamente la frase: COMPARTELA EN TU MURO SI TIENES CORAZON; según tú, para que más personas sean “conscientes” de lo que está pasando.

En ese momento no tienes idea de lo que estás haciendo. Estás haciendo que una parte de las personas de tu mundo sientan la misma impotencia que tú, sin que haya tan siquiera una pequeña solución. Estás haciendo con ellas y contigo, lo que no te gusta que le hagan a los toros.

Una imagen sangrando no ayuda, lastima. Hiere. Y misteriosamente la mayoría de personas que defiende la vida animal con fervor infinito, tiene sus sitios inundados de animales degollados, sangrando, sufriendo. Eso ofrecen. Y no es fácil de entender.

Además esto no está pasando para todo el mundo! Pasa sólo para ti y para quienes están en tu misma sintonía. Por el otro lado está la gente que vive de estas luchas, también está el público fanático de las mismas, también está la gente que es apática a la situación y que se dice a sí misma que mientras no sea ella quien esté tirada en la arena, todo irá bien. Y por último está la gente que sabe que es su propio archivo y evita rasgarse las vestiduras innecesariamente.

Este último grupo ve la imagen, sabe que viene de adentro (de ¿dónde más podría venir?) y asume el 100% de responsabilidad.

Mientras no borres EN TI, con aceptación y sobre todo con amor, lo que consideras negativo, continuarás viéndolo. No sólo matanza de toros, sino de perros, gatos, delfines, ballenas, entre muchos otros. Cuando esto se borre en ti, se borrará en tu humanidad a la vez.

Hace algún tiempo me comentaba una amiga: Ay, tengo la casa llena de perritos que la gente deja abandonados en la autopista, y casi todos los días salgo a ver si alguien dejó otro para ayudarlo.

Sólo me dije en silencio:

Acepto su dolor. Es su proceso. Y lo respeto.

La he vuelto a ver por ahí, pero ya no me menciona el tema de los perros, siendo algo que le apasionaba. Es como si el recuerdo se hubiera desvanecido en mí, es como si eso nunca hubiera sucedido.

Cuando pase el tiempo comprenderás que nunca hubo toro, ni torero, ni arena, ni fanáticos, ni injusticia (tal como les concebías). Que como todo en la vida, eso fue un recuerdo tomando forma en esta dimensión, que llegó a ti para que sanaras algún otro dolor, que su composición atómica era la misma de la que están hechas las ilusiones, que tu propio pasado estaba de por medio, que tu ayer puede borrarse, que un día ese recuerdo se irá y no aparecerá en tu panorama mental.

Los humanos vemos gigantes en todos las direcciones o aspectos de nuestra vida: salud, relaciones, dinero, etc. y nos lanzamos en contra de ellos sin saber que sólo son molinos de viento. Y arremetemos con lanza en mano, recibiendo el golpe, el ataque, una y otra vez. Sin embargo, nada de esto es en vano. De toda esa oscuridad aprendemos. Ella está ahí para enseñarnos sobre el amor, hasta que aprendamos. Y claro que podemos.

Gracias por leerme.

45 comentarios en “Molinos de viento

  1. Aida Alba dijo:

    Vivi…. de verdad, GRACIAS… desde que utilizo las palabras mi limpieza es constante y aunque falta mucho por limpiar lo mas importante es que ya no hay tristeza sino la tranquilidad de que estoy avanzando… que cada cosa que sucede es perfecta y lista para limpiarse….

    Tambien, lista para el seminario…. GRACIAS X 3

    Me gusta

  2. Eline Molinas dijo:

    Hola Vivi, como siempre entras en exacta oportunidad en mi vida…me cuesta horrores aceptar situaciones que no puedo manejar, y eso que se que no está en mis manos, la teoría la sé de memoria pero de todos modos lo vuelvo a intentar, podré algun dia borrar todos los recuerdos que me provocan querer cambiar lo que estoy viendo y no es mi agrado?. Gracias por escribir y darme luz en este camino que a cada instante logro oscurecer con mis memorias.

    Me gusta

    • ROBERTO BORJON dijo:

      Perdón por la intromisión, pero se me ocurre preguntar: porque borrar?….no es mejor aceptar, observar y vivir el presente?…..podré estar equivocado y me mereceré una reconvención pero, es mi forma de pensar…..SALUDOS !!!

      Me gusta

      • Vivi Cervera dijo:

        Gracias Roberto.
        No te preocupes.
        Sucede que los textos de este blog llevan una secuencia.
        Quienes me han leído desde antes, saben que en este blog he escrito muchas veces y de múltiples formas que amar es sinónimo de aceptar y ambos de borrar.
        Te sugiero, si deseas leerlo desde el principio.
        Gracias. Saludos.

        Me gusta

  3. Milady Medina dijo:

    Vivi, AMO y venero lo que en Ti mora y lo que tu eres en VERDAD; y a ese SER doy las gracias por haber hecho contacto con mi vida y con las vidas de aquellos con quien puedo compartir tus ensenanzas. Te AMO y que el UNIVERSO te siga asistiendo en AMOR y SABIDURIA.

    Me gusta

  4. INGRID dijo:

    Una vez mas….Gracias por todo lo que nos das cada dia! Simplemente Te Amo y gracias a tí Me amo, a pesar de todos mis errores! Cada vez que te leo sigo despertando…

    Me gusta

  5. argentina dijo:

    Querida Vivi: Luego de 30 años de casada, mi marido me confesó que no me ama mas, lo mas triste es que yo percibía algo pero cuando me lo dijo me quise morir. Ahora lo veo y me doy cuenta que yo lo sigo amando pero tengo mucho dolor. Puedo decir entonces” Divinidad limpia en mi lo que contribuyo a que … no me ame mas??

    Me gusta

  6. ana isabel zurita dijo:

    gracias por estar , en mi vida aunque llevo un año apenas siguiendo tus lecturas y que se que me falta mucho por limpiar en mi, me has ayudado mucho y he aprendido a superar muchas situaciones que antes no era capaz ni siquiera de sobrellevar

    Me gusta

  7. Maggie Flores dijo:

    Querida Vivi:
    Tú me has quitado de encima un gran dolor, pues yo sufría por tantas cosas que me provocaban desesperación, angustia, indignación… Tu enseñanza llegó a mi en el momento en que más la iba a necesitar, y es lo que me ha mantenido no sólo a flote, sino viento en popa rumbo a las estrellas!! Te amo y agradezco a Dios tu presencia en mi vida, y en la de todos los que te leemos. Gracias, gracias, gracias.

    Me gusta

  8. Diana dijo:

    Gracias Vivi, por nuestras memorias, estamos compartiendo situaciones que nos encadenan. Muchas veces hago uso de las cuatro palabras, otras como hoy, que estuve mas bien en automático, reaccione y hasta ahora estoy encontrando la conciencia, la luz y el amor necesario para aceptar y seguir adelante. Me impresiona la sincronicidad. Gracias te amo. Un abrazo desde la hoy fría Bogotá.

    Me gusta

  9. silvia dijo:

    que mas puedo decir que gracias…. vivimos en un sueño y no siempre somos los verdaderos protagonistas, pero si está, me ocurrió, me pasa o me duele…es porque estoy involucrada en él y debo hacer mi trabajo de limpieza, si limpio todo se limpiará formando una cadena cosecutiva…imágenes, espejos, como me haces pensar querida Vivi. Te amo tannnnnnnnnnnnnnto por ser quien eres.

    Me gusta

  10. nancy meza dijo:

    hola Vivi cada vez que ocurre algo en mi o a mi alrededor digo las 4 palabras sanadoras lo siento, perdoname, gracias, te amo por aquello que ahi en mi que ha creado esta situación. Es mágico y ha cambiado mi vida. Un abrazote Amiga

    Me gusta

  11. Alejandra DiazGoribar dijo:

    Querida Vivi.- tus lecturas me llenan de una fortaleza y valor para mirar mi vida ylo que me rodea con una visión amorosa, serena y profundamente iluminada. Gracias al cosmos por tu brillante luz que nos compartes. Te amo desde mi ser más profundo. Desde la más antigua presencia en mi ser: Gracias…gracias…te amo.

    Me gusta

  12. Mara dijo:

    Vivi, Gracias es una palabra cortita pero va con todo mi corazón. Que Dios siga iluminando tu vida y la de muchas mujeres como yo que estamos sanando cada día un poco más.
    Te amo, lo siento perdóname y GRACIAS.

    Estás aquí y al leerte me emociona.
    Abrazos y Bendiciones

    Me gusta

  13. Martha dijo:

    Vivi, muchas gracias por tus palabras siempre en el momento justo. Todo lo que encontramos en internet de pronto puede envolvernos y hacernos reaccionar desde dentro. Que importante entender la forma en la que algo nos mueve y hacer esa limpieza. Gracias. Lo siento, perdoname, gracias, te amo

    Me gusta

  14. MARIANA dijo:

    “Los humanos vemos gigantes en todos las direcciones o aspectos de nuestra vida: salud, relaciones, dinero, etc. y nos lanzamos en contra de ellos sin saber que sólo son molinos de viento.”
    Vivi Querida! Clarísimo este artículo, tu enseñanza me colma de PAZ y me brinda Claridad! Me ayuda a desempañar mi mirada.
    Gracias!
    Un placer leerte, y te cuento que esta mañana hablaba por teléfono y comenté que no quiero ser como Don Quijote, y pelear con los Molinos.
    Y ahora, del Boletín, me ofreces que lea este Artículo!
    Me asombra, me emociona esta Maravilla que es la Sincronicidad.
    Un placer Leerte!
    TE AMO! GRACIAS!!!!
    Mariana – Argentina

    Me gusta

  15. Mónica Weber dijo:

    Creo que en mi vida ví y tuve muchos “molinos de viento”, a lo mejor aún quedan algunos que poco a poco voy descubriendo y sanando… Cada día estoy más consciente cuando veo alguno… Me río, me perdono, y doy GRACIAS, porque, aunque lentamente, estoy llegando a ser la mejor versión de mí misma.
    Qué placer leerte! y cuánto de lo que me falta sanar se me revela en lo que ofreces en cada artículo que escribes. GRACIAS!!! GRACIAS!!! GRACIAS!!!
    TE AMO! GRACIAS!!!
    Mónica – Argentina

    Me gusta

  16. Carolina Londoño-Zarate dijo:

    Vivi, desde que te encontré en youtube con un video del Ho ponopono, no he dejado de hacer la meditación. Gracias por compartir tu conocimiento, por estar ahí, por ayudarnos a despertar nuestra consciencia y por crear estos espacios que nos llenan de luz. Que el universo te siga llenando de luz y amor.

    Me gusta

  17. Sandra Jaramillo dijo:

    Vivi excelente la metafora de cervantes enteder nuestros miedos y trabajarlos es cuestion de conviccion sanas y sanas a otros porque solo nuestros pensamientos son obras de nuestra loquita de la casa la mente

    Me gusta

  18. doris ma martinez briones dijo:

    al sitio de tus comentarios tan acertados no les pudiste poner mejor nombre Molinos de viento Dios te bendiga gracias por compartir tus hermosos y reflexivos comentarios

    Me gusta

  19. Rossana Larrea dijo:

    Encantadora Vivi, te conocí hace poco viendo tus videos del Ho’oponopono y me maravilló esta técnica tan sencilla sumado con tu voz…es un verdadero placer escucharla. Certero artículo, los gigantes que vemos como enemigos están dentro nuestro. Que sigas llena de amor y luz Vivi. Mis respetos, desde Asunción-Paraguay.

    Me gusta

  20. POLLET Christelle dijo:

    Muchas gracias a Vivir Cervera para estas manificas palabras. Y que grandiosos voz y acento !

    Escribo de Francia, y estoy muy feliz haber opportunidad de re-escribir esta lengua con algunos errores…, me que me gustaba mucho mucho.

    Buena vida !
    Afectuasamente

    Christelle

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s