Ho’oponopono: La llave dorada

Tal vez te has formulado la siguiente pregunta varias veces:

¿Por qué si trabajo con la ley de atracción, no logro ver realizados mis deseos?

Y la respuesta está contenida en la misma pregunta. Estás afirmando que no logras ver realizados tus deseos. En verdad es algo simple y complicado a la vez.

Una ley es algo inmodificable, algo que no puedes transformar porque ya es. Entonces ¿Estás atrayendo a tu vida lo que te hace feliz? Si la respuesta es negativa, debes re estructurar la ley de atracción en ti. Para comprender el funcionamiento real de esta ley y aplicarlo sin claudicar, es importante “atraer lo que ya se tiene”. Veo a muchas personas que intentan atraer el amor, el dinero o la salud a sus vidas por medio de un trabajo interno constante, por medio de una lucha desesperada en la cual las afirmaciones positivas, la meditación, la visualización, e incluso métodos altamente efectivos como el ho’oponopono parecen no dar resultados. Estas personas cada día intentan atraer algo que aún no tienen y que ciertamente están lejos de conseguir.

Creo en esta frase: No puedes atraer lo que no posees. Así de fácil. Y me encanta la idea de que comiences a descubrirte ahora, de que intentes considerarte la fuente de todas las cosas que tanto anhelas y que ya son tuyas. El descubrirte implica que fluyas, que permitas y que finalmente aceptes la infinita gama de posibilidades que tienes a tu disposición por medio de tus pensamientos. La ley de atracción es un concepto que se ha diluido tanto que muchas personas piensan que no funciona y han optado por abandonar todo intento por sanar.

Si has llegado hasta este sitio y hasta este escrito, es porque quieres abandonar el pozo de las ilusiones donde has estado sumergida, así que para esto también es propicio que abandones tu concepto de «atraer» como si tuvieras que arrastrar algo hacia ti. Cuando practicas LDA en realidad lo que haces es manifestar o sentir algo que ya ha sido creado con cada uno de tus pensamientos porque cada vez que piensas, haces una creación que algunas veces no puedes materializar de manera inmediata y que sin embargo existe. Recuerda que cada pensamiento que tienes crea una forma física, tú eres quien crea la materia, así que deja ese pesado canasto en el suelo y no intentes arrastrarlo porque te vas a cansar. En esta etapa de tu vida estás sanando la falsa y vieja creencia de que debes realizar un trabajo interno arduo que simbolice tu intención de cambiar; actualmente todo es más sencillo porque puedes comprobar que los pensamientos crean de manera instantánea, de modo que todo lo que puedes desear ya te ha sido dado, ya se ha manifestado en otra dimensión y sólo con saberlo puedes permitirte soltar tu pedido hasta que sea el momento de que llegue a ti. Las palabras que utilizo, como deseos o peticiones, son la manera más sencilla que encuentro de llegar a ti, porque es lo que necesitas ahora para terminar de encontrarte. Es bien sabido que cuando deseas algo es porque no lo tienes y cuando lo agradeces es porque sabes que tu pensamiento crea cosas, materializa objetos, genera situaciones, etc.

Sé que cuando eras niña o niño, y solicitabas un juguete, al poco tiempo lo tenías a tu lado y eso es ley de atracción, tú lo tenías contigo porque en esos momentos todos tus meridianos y canales energéticos se encontraban tan abiertos para recibir! Si quieres emplear el mismo método para obtener algo actualmente, que eres adulta tal vez te podría sorprender que eso que quieres no se asome siquiera; esto es porque hay mucho más ego en ti, hay más miedo en ti de obtener lo que deseas que de no obtenerlo.  Esto significa que la conciencia en la niñez está más definida.

Me encantó cuando Eric Pearl en su libro Reconexión escribió que la oración es una forma de manipular a Dios, porque es muy cierto, tal vez todos los seres humanos lo hemos hecho inconscientemente, creyendo que así se obtienen resultados positivos. Y la verdad es que ese es el camino equivocado. El tiempo ha cambiado, tú también, por lo tanto el viejo método de orar manipulando la situación dejó de funcionar hace rato. De modo que si quieres recuperar a alguien, recuperar tu casa, tu salud, tu vida, practica ho’oponopono sin intentar controlar el resultado; reza con sincera gratitud por lo que tienes; pronuncia las divinas palabras (lo siento, perdóname, te amo, gracias) depositando cualquier dificultad en manos de la divinidad para que se haga lo que sea armónico para todo el mundo y por lo tanto para ti. Suelta emocionalmente tu necesidad de que las cosas sólo tengan una manera de resolverse. Lo que quiero que comprendas es que necesitas lo que llega a tu vida y que fluyendo obtienes más que atajando; que el Universo sólo responde a tu sentir.

¿Qué vibración tienes en este instante? ¿Eres feliz? ¿Estás esperando algo o alguien que no llega? ¿De qué careces?. Las respuestas que te das son las señales de que estás preparada(o) para recibir o rechazar la prosperidad.

Un problema llega cuando lo aceptas. En ese instante tendrás que ocuparte de sufrirlo o de liberarlo. Un problema en sí mismo carece de sentido, tú le encuentras un lugar y un significado cuando lo asumes. En cambio, una situación por resolver te permite centrarte en tu propio bienestar. Supongo que prefieres tener situaciones por resolver que enormes problemas para solucionar.

En todo esto que he escrito se resume la ley de atracción y créeme que hay mucho más, pero estas pocas palabras en realidad son la llave dorada, la llave que abre tus puertas. Lo siento, perdóname, te amo.

 

 

 

*Sitio web administrado desde el 28 de octubre del 2019 por Sofía Córdova compañera de vida de Vivi Cervera

96 comentarios en “Ho’oponopono: La llave dorada

  1. Sissy dijo:

    Hola Vivi

    Apenas hace unos días escuché hablar del metodo hooponopono, me parecio interesante pero al mismo tiempo extraño porque como me voy a responsabilizar por la vida de las demas personas, es decir yo cuido mis pensamientros, mis actos y mis palabras, asi mosmo trato de cuidar mi entorno. Entoces como es posible que yo sea responsable por lo que ocurre en el mundo.

    Ojalá tu respuesta me aclare mi duda

    Saludos y en espera de tu ayuda.

    Me gusta

    • Hola Sissy.
      La respuesta que puedo darte por aquí es sumamente corta, por esa razón escribo artículos para que ahí resuelvas tus dudas. No obstante te diré algo que puede guiarte: Eres 100% responsable porque tú contienes en tu subconsciente todo el dolor humano, de todos los tiempos, de todos los espacios. En ho’oponopono Todos somos uno. El mundo es uno contigo. La tierra es una contigo. El universo y tú son uno solo. Si es tu deseo, amplia esta información con la lectura.
      Gracias por tu comentario.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s